'Michael' provocó en Florida una destrucción inimaginable

Suman seis los muertos por el huracán, que este viernes vuelve al Atlántico­. El tercer fenómeno de estas características más poderoso que haya azotado el territorio de Estados Unidos dejó innumerables viviendas destrozadas.

Un día después de que el huracán de categoría 4 Michael devastase el extremo noroccidental de Florida, los esfuerzos de las autoridades se concentraban el jueves en hallar y rescatar a los posibles damnificados por las catastróficas inundaciones y vientos de hasta 250 km/h.

Después de hablar con el gobernador de Florida, Rick Scott, sobre la situación que enfrenta ahora la región, el presidente Donald Trump declaró la zona como área de desastre mayor con el fin de agilizar recursos y asistencia del gobierno federal para los afectados.

En declaraciones a la prensa en la Casa Blanca, Trump dijo que el ciclón había sido "increíblemente destructivo y poderoso", con rachas de vientos que habían alcanzado "los 320 km/h". El tercer huracán más poderoso que haya azotado el territorio de Estados Unidos dejó innumerables viviendas destrozadas.

Mexico Beach, por donde pasó el centro del ciclón en la tarde del miércoles, parecía ayer una escena de guerra, con un sinnúmero de viviendas unifamiliares que fueron arrancadas de sus cimientos y solo quedan en pie unas pocas casas rodeadas de solares y escombros.

A primera hora de la mañana, Scott ya había anticipado que la destrucción es "inimaginable".

Andrew Gillum, alcalde de la capital del estado, Tallahassee, expresó en Twitter que "ciudades enteras han sido borradas de la costa".

El huracán tocó tierra el miércoles cerca de Mexico Beach con vientos de 250 km/h, acompañados de lluvias intensas y una marejada ciclónica que elevó el nivel del mar en hasta 4,2 metros en algunas zonas. El número de muertos provocado por el paso del huracán se elevó a seis.

Según el último boletín del Centro Nacional de Huracanes (NHC), Michael, debilitado a tormenta tropical, siguió azotando el jueves con vientos y lluvias varias zonas del sureste del país y se esperaba que esta noche volviera al mar.

Numerosas rutas y calles están cortadas por la caída de árboles, y unas 900 mil viviendas y negocios aún permanecen sin luz en Florida, Georgia, las dos Carolinas y Alabama.