Por presión de los gobernadores, estudian aumentar Bienes Personales para quienes ingresaron al blanqueo

Por presión de los gobernadores, se analiza llevar Bienes Personales al 1% respecto a los activos que se encuentran en el exterior.

Cazar en el zoológico. Como un "mantra", la frase se repite con cierta periodicidad en el escenario económico argentino. Y esta vez no es para menos, ya que por presión de los gobernadores, el poder ejecutivo analiza aumentar el Impuesto sobre los Bienes Personales que recae sobre los activos que se encuentran en el exterior.

En otras palabras, "salir a cazar" a quienes ingresaron en el "zoológico" a través del último blanqueo de capitales impulsado por la misma gestión que -ahora-aumentaría la tasa de Bienes Personales del 0,25% al 1%. El cuádruple. llevado a números, alguien que pague $1.000 pagaría 4.000 pesos.

Conviene repasar dos promesas del Gobierno que se sostenían a la hora de "vender" el último blanqueo: no se va a filtrar información de quienes se acogieron al mismo y se eliminará progresivamente Bienes Personales.

Respecto a la promesa de preservar los datos, vale sólo recordar el éscandalo que se generó con la filtración de la información de quienes accedieron al blanqueo.

Todo parece indicar, que también caería el último pilar que sostenían a la hora de hacer atractivo el régimen de sinceramiento fiscal.

Diego Fraga, socio de RCTZZ Abogados, no dejó márgen de dudas al respecto: "Si aumenta la alícuota de Bienes Personales para lo que tienen activos en el exterior se está violando la confianza de quienes decidieron sincerar su patrimonio mediante el último blanqueo de capitales.

"A estos contribuyentes ya se los castigó en buena medida eliminando ciertas exenciones de Ganancias que regían para determinados instrumentos financieros (renta financiera)", precisó Fraga.

Asimismo, el experto agrega que "quienes tienen cuentas en el exterior que no devengan interés (sólo tienen los fondos afuera para protegerse de los vaivenes del país) o con un interés muy bajo, la medida le pega al capital".

"Se analiza aumentar la carga impositiva para quienes confiaron en una administracion y decidieron adherir al blanqueo. Si bien la situación económica se modificó, los gobernadores están obligando al gobierno nacional a avanzar en una medida que puede perjudicar la confianza en el país. Sobre todo frente a futuros blanqueos que se quieran plantear", precisó Fraga.

"Los gobernadores atentan contra la confianza de los nuevos inversores. Todo por no bajar el alto y obsceno gasto publico de las provincias", alertó el experto.

En tanto, Iván Sasovsky, CEO de Sasovsky & Asociados precisó que "las propuestas opositoras se apoyan en elevar al 1% el impuesto a los Bienes Personales en el exterior, mantener en 33% a cuenta de Ganancias el impuesto al cheque para las grandes empresas y postergar la reducción de Ingresos Brutos por intermediación financiera en 6%, y que en 2019 no se rebaje al 5%".

"Las propuestas de aumentos de impuestos en su mayoría resultan inconstitucionales de acuerdo a la jurisprudencia de Corte Suprema. Cuando ya no hay más que inventar caemos en la confiscatoriedad", advirtió Sasovsky.

En igual sentido, Ezequiel Passarelli, director de impuestos de SCI Group, aseguró que "es totalmente discriminatorio gravar con una tasa más alta (1%) a quienes tienen bienes en el exterior. Tener bienes en el exterior no significa tener una mayor capacidad contributiva. No significa ser más rico. Elegiste invertir en otro país porque no confías en tu país".

Negociación con los gobernadores

El gobierno nacional avanza en el acuerdo con todos los gobernadores en busca de la aprobación del Presupuesto Nacional para el 2019 con el ajuste de $500.000 millones en las cuentas públicas nacionales y provinciales.

En una reunión que se desarrolló en el Salón Sur de la Casa Rosada, el gobierno encabezado por el ministro de Interior Rogelio Frigerio habría terminado de acordar el ajuste para el 2019 que incluye, entre otras cosas, la quita de subsidios nacionales para el transporte y la energía (en especial para la provincia de Buenos Aires y la Ciudad) y la posibilidad de modificaciones en Bienes Personales, postergar la rebaja de Ingresos Brutos en Intermediación Financiera y quitar beneficios impositivos a empresas que apelaron a la Justicia para quedar exentas de Ganancias.

"Avanzamos en la parte fiscal del Presupuesto en donde todos estamos de acuerdo en el esfuerzo fiscal que tenemos que hacer para alcanzar las metas del año que viene", explicó el ministro Frigerio al término del encuentro.

El ministro confirmó que se llevará adelante una addenda del Consenso Fiscal que se firmó en noviembre del 2017 en donde se establecía un cronograma de rebajas de impuestos provinciales y nacionales. "Trabajamos también en los ingresos y vamos a compensar una parte postergando por un año algunas de las reducciones".

"Se analizó y se discutió gravar bienes en el exterior", reconoció Frigerio , quien señaló que también se trabajó en las transferencias "graduales" de algunas responsabilidades hacia las provincias. Básicamente, el ministro hizo referencia a los subsidios al transporte y la energía eléctrica.

Puntualmente, los ministros opositores sugirieron elevar al 1% el Impuesto a los Bienes Personales para bienes en el exterior, mantener en 33% a cuenta de Ganancias el impuesto al cheque para las grandes empresas y postergar la reducción de Ingresos Brutos en la intermediación financiera para que se mantenga en 6% y que en 2019 no se rebaje al 5%, tal como pretende el Ejecutivo.