Las acciones argentinas en Wall Street retrocedieron hasta 6% y siguen cerca de los mínimos del año

El apretón monetario frenó al dólar, pero todavía no es un incentivo para que los inversores vuelvan a apostar por los activos argentinos.

Las cotizaciones de los ADR, los certificados a través de los cuales las compañías argentinas cotizan en Wall Street, mostraron mayoría de números rojos este martes, con bajas más profundas para los títulos del sector financiero.

Grupo Galicia (-5,3%), Banco Macro (-6,5%), BBVA Francés (-5,7%) y Banco Supervielle (-3,7%) exhibieron las mayores caídas.

Las acciones argentinas retomaron el sendero bajista aun con la estabilidad en el mercado de cambios doméstico, donde, a fuerza de tasas de interés en torno al 72,6% anual según la referencia de las Letras de Liquidez (LELIQ), la divisa registró su tercera caída consecutiva, a $37,12 mayorista, y $38,18 al público.

Los analistas de mercado aún observan debilidad en las principales variables de la economía argentina, mientras que el freno que la estrategia del Banco Central consiguió imponer al tipo de cambio tiene el correlato de tasas de interés tan altas que agravan el panorama recesivo de la actividad real.

El panel líder Merval de ByMA (Bolsas y Mercados Argentinos) perdió un 3,1%, a 29.612 puntos, con lo que pasó a terreno negativo en 2018, a pesar de una inflación que superó el 25% desde enero. Las ventas selectivas deprimieron los precios del sector financiero.

Medido en dólares, el Merval opera en los 800 puntos básicos y cerca de sus niveles más bajos del año. En divisa norteamericana, el panel líder acumula una pérdida promedio de 50,2% en 2018.

“ La baja del dólar tiene el correlato de tasas de interés tan altas que agravan el panorama recesivo de la economía”

Desde el análisis técnico, Jorge Fedio, de Clave Bursátil, advirtió que la Bolsa porteña "sigue atrapada dentro de una formación triangular desde mayo al presente y que debería definir, pero no lo hace, se queda". Acotó que "la reciente 'salida alcista' fue frustrada. Hasta tanto no demuestra una firme 'reversión' con nueva 'salida alcista', queda fuera de recomendación".

La elevada tasa de los bonos del Tesoro de los EEUU, en torno a 3,21% anual para los títulos de deuda a 10 años, provoca la salida de fondos de acciones y bonos de economías emergentes, para posicionarse en activos considerados más seguros.

En el mismo sentido, las bolsas de Nueva York operaron en terreno neutro, debido a que los rendimientos en renta fija empiezan a resultar más atractivos que aquellos de renta variable. El índice Dow Jones de Industriales negoció con baja marginal (-0,2%), en 26.430 puntos.

"Los mayores rendimientos de los Treasuries y las expectativas de aumento de las tasas afectan negativamente a los mercados bursátiles, ya que limitan las ganancias de las empresas, a los posibles dividendos para los inversores y a mayores salarios para los empleados", resumieron desde Research for Traders.

Por su parte, los bonos soberanos en el Mercado Abierto Electrónico (MAE) promediaron una ligera baja promedio del 0,1%, con un riesgo país argentino medido por el banco JP Morgan que retrocedió 10 enteros, a 659 puntos básicos.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) recortó las proyecciones de crecimiento 2018 y 2019 para los mercados emergentes debido a dificultades en Argentina, Brasil, Irán y Turquía. Para Argentina, el organismo proyecta una contracción de 2,6% este año y otro 1,6% el próximo.