Israel denunció que Irán tiene otra instalación nuclear secreta

El primer ministro Benjamín Netanyahu aseguró ante la ONU que la nación persa "no abandonó la idea de desarrollar un arma atómica, pero no se lo permitiremos''­.

Durante su intervención en la 73º Asamblea General de Naciones Unidas, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, denunció la existencia de una segunda instalación secreta para almacenar materiales y equipos nucleares en Irán, país que "no abandonó la idea de desarrollar un arma atómica, pero no se lo permitiremos''­

"Fue descubierto por agentes de nuestro servicio secreto'', aseveró el premier mientras mostraba mapas y una fotografía que revelan el nuevo sitio (en mayo pasado había hecho lo propio con otro).­

Las pruebas forman parte de los documentos obtenidos este año por el espionaje hebreo sobre un "programa secreto'' de Teherán y que Estados Unidos usó como argumento para retirarse del pacto nuclear firmado por la potencias y la nación persa.­

Por lo dicho, el mandatario llamó a la Organización Internacional de Energía Atómica (OIEA) a que envíe inspectores a la República Islámica.­

REPLICA PERSA­

La teocracia amenazó a Tel Aviv con "duras represalias que le causarán dolor y penurias si sigue atacando objetivos nuestros en Siria''. Cabe recordar que cazas judíos bombardearon días atrás el aeropuerto de Damasco so pretexto de destruir arsenales iraníes y de su aliada milicia libanesa Hezbolá.­

"En el Consejo de Seguridad encabezado por el presidente Trump quedó demostrado que EE.UU se está aislando de la comunidad internacional con su retiro del acuerdo nuclear'', subrayó el dignatario Hasan Rohani.­

LA PELEA CON LOS PALESTINOS­

Netanyahu soslayó en su mensaje el conflicto con los palestinos, un tema que solo abordó para tildar de "vergonzosa'' la alocución del presidente de la ANP, Majmud Abbás, quien acusó a Israel de impulsar normas que quieren crear "un sistema de apartheid como lo fue en Sudáfrica'', una crítica a la ``racista'' ley Estado-Nación que "discrimina a nuestro pueblo''.­

El que sí le dedicó largos párrafos a Abbás fue el ministro de Defensa hebreo, Avigdor Lieberman, quien le reprochó que no respondiera en Nueva York "al plan de paz que motorizamos junto a la Casa Blanca''.­

"Su discurso fue del no, no. Fue un inventario de todos los insultos y las desilusiones que sufrió desde que nació, en lugar de contestar a la mano extendida -le recriminó-. A él únicamente le interesa ajustar cuentas y degenerar la situación de conflicto de la zona''.­

En su intervención, el líder de la ANP insistió en fustigar a Trump por haber reconocido Jerusalén como capital judía: "Ya no puede ser mediador, porque es demasiado parcial hacia la otra parte''- y reiteró que la Ciudad Santa "no está a la venta''.­

También aprovechó la ocasión para avisarle a la ONU que la ayuda humanitaria "no es suficiente'', pues lo que se necesita es una ``solución política. Es inútil lanzar resoluciones que luego nadie respeta''.